Home » El Grupo » Noticias » Noticias » 2019 » Las nuevas estrellas del deporte siguen brillando

Las nuevas estrellas del deporte siguen brillando

Tres promesas del deporte patrocinadas por Transmec UK han tenido un año lleno de éxitos en sus respectivas competiciones a nivel internacional.

El púgil de boxeo tailandés categoría Junior George Rowand fue seleccionado para el equipo nacional inglés y participó en el campeonato mundial en Bangkok.

El motociclista Trystan Finocchiaro corrió en los circuitos más importantes de Europa durante el mundial Supersport 300 y el ciclista Harry Hardcastle subió al podio tras una serie de difíciles competiciones under 23 realizadas en Francia.

"Han sido 12 meses fantásticos, y el viaje a Tailandia en agosto con el equipo nacional inglés fue una experiencia extraordinaria. Estoy muy agradecido a Transmec por su apoyo", dijo George, miembro de la Academia de Artes Marciales Thaitans de Redditch.

Tras ganar los dos encuentros en los Northern Open que se realizaron a finales de noviembre, el deportista de trece años siguió coleccionando victorias en los Baltic Open de febrero en Lituania, donde compitió por el equipo nacional inglés.

Trystan forma parte de la escudería Maranga Racing, con sede en Italia, y fue el único piloto británico que compitió en el campeonato.

No obstante su relativa inexperiencia, con veinte años demostró ser uno de los mejores pilotos Honda, marcando un récord con la vuelta más rápida jamás corrida con una Honda en el circuito francés de Nevers Magny-Cours.

Sin embargo, a las Honda les cuesta igualar la potencia de las otras casas motociclísticas, y al final Trystan aceptó competir para el equipo KTM en el campeonato británico Junior Supersport en 2019.

"Ha sido una temporada difícil, pero he aprendido mucho y estoy muy satisfecho con lo que he logrado obtener", dijo.

"Mi objetivo principal para 2019 es ganar el título del campeonato inglés y no veo la hora de empezar".

Abandonando West Yorkshire para correr con el equipo de Amicale Cycliste Bisontine, el año deportivo de Harry lo ha llevado a pedalear en toda Francia y otros países.

"Pienso que he tenido una buena temporada, considerando que fue mi primer año como under 23, lo que significa que me esperan carreras más largas y más difíciles y mejores ciclistas", dijo Harry.

La clave fue la victoria de una competición nacional de élite -la máxima categoría de competición en Francia- tras integrar un grupo que se separó después de sólo 50 km de una carrera de 180 km en total.

"Escapé con otros tres ciclistas en los últimos 5 km y luego logré ganar el sprint", añadió el joven de 19 años.

"Además, obtuve una victoria en una competición de menor importancia y muchas llegadas entre los primeros tres y en las primeras diez posiciones."